La población adulta mayor de Formosa representa cerca de un 11% del total

“No existe gestión de un gobierno provincial como la del doctor Gildo Insfran generadora de tantas políticas públicas a favor de la tercera edad”, afirmó categórico el administrador del Instituto de Pensiones Sociales, Hugo Arrúa.

Para este, “las inversiones destinadas a proteger y garantizar mejores condiciones de vida conlleva a la construcción social de una vejez con el reconocimiento y al pleno goce y ejercicio de derechos en un entorno de igualdad, que son aspectos fundamentales a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad”.

Arrúa expuso que la provincia cuenta con una población de mayores de 65 años que comprenden unas 63 mil personas aproximadamente, es decir alrededor del 11% de la población, entendiendo que “es un sector social importante al cual se atiende y brinda la mejor contención necesaria”.

“Y esto hace que se desarrollen líneas de acción muy importantes y al mismo tiempo disponer de recursos humanos preparados para llevar adelante políticas criteriosas y de esa manera la mejor promoción, prevención y atención de la salud en esta edad”, preciso.

Fue significado además que “Formosa es una de las jurisdicciones argentinas donde el aumento de este segmento de la población está creciendo más en relación a otros puntos del país, y esto es producto a que se está desarrollando un eficiente plan de prevención y atención primaria de la salud, por ejemplo antes que te pase algo ya se anticipa en lo que hace al colesterol, tratamiento de la hipertensión, diabetes y otras afecciones, con lo cual la expectativa de vida mejora en todo sentido”.

Expuso el administrador del IPS que solo el organismo bajo su responsabilidad tiene a 10377 beneficiarios, sobre todo abuelos y abuelas que “son beneficiados de una ayuda económica que anualmente es mejorada, además de múltiples programas y planes en salud, social, de recreación y muchas otras. El común denominador es que todas ellas son generadoras de las condiciones tendientes a promover y garantizar una protección social integral, de inclusión como ciudadanos, en la construcción de un proyecto colectivo de equidad social”.

Dijo que “hasta hemos creado programas de televisión para que un adultos mayor desde su hogar sea favorecido por las acciones de estado orientada a un envejecimiento activo. Equivale a decir ser parte del proceso por el cual se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez”. Expuso que “esto se aplica a fin de permitirles realizar su potencial de bienestar físico, social y mental a lo largo de todo su ciclo de vida y participar en la sociedad de acuerdo con sus necesidades, deseos y capacidades, mientras que les proporciona protección, seguridad y cuidados adecuados cuando necesitan asistencia”.

Nuevos desafíos

Arrúa expuso que “el gobernador Gildo Insfran nos exhorta a asumir con compromiso los nuevos desafíos enmarcados en políticas públicas orientadas a garantizar un envejecimiento digno. Para ello es que diseñamos herramientas orientadas a promover condiciones que permitan a las personas tener una vida larga y saludable. Esto supone intervenciones a fin de generar las condiciones para que las personas mayores sean independientes, participativas, autónomas, con menores niveles de discapacidad por enfermedades crónicas; y sobre todo desmitificar la vejez como problema, y crear las mejores condiciones para que sigan participando en la vida económica y productiva, así como en la vida familiar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *