El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, defendió la postura del Gobierno y dijo que no existe una reforma laboral tal y como la conciben algunos, sino se tratan de reformas que se deben hacer en el mercado laboral para generar más puestos de trabajo.

“No hay una reforma laboral, sino que las reformas que hay que hacer en el mercado laboral para generar más puestos de trabajo, para formalizar a los trabajadores que están en la informalidad y para generar capacitación para los empleados de hoy, y para los que pueden estar excluidos en el futuro, son un trabajo de todos los días. Esto incluye los acuerdos sectoriales, la Ley de ART, la reforma de Ganancias, la nueva reforma tributaria. Y dentro de estas discusiones había un conjunto de iniciativas que, fruto de un consenso que se había logrado con la CGT, se había hablado y empaquetado dentro de una misma norma”, sostuvo la mano derecha del presidente. “Acuerdos sectoriales vienen habiendo y van a seguir ocurriendo, pero también van a suceder modificaciones normativas, que el Congreso decidirá en el debate de los consensos parlamentarios y todos tenemos minorías, con lo cual tenemos que sentarnos a una mesa, para ver si es mejor que ese conjunto de normas sean varias leyes separadas o sea una ley conjunto. Lo importante es entender esa idea del reformismo laboral, que va más allá de una reforma laboral. No hay una sola reforma, en la Argentina, que sea ‘sacamos una ley y ya cambiamos el tema’. Todo requiere trabajo, requiere diálogo, implementación y seguimiento y eso va a seguir haciéndose”.

Para finalizar, dijo: “Pero lo central no es que haya una ley de reforma laboral o varias, sino que avancemos para que haya un blanqueo laboral para que los trabajadores informales puedan ingresar al mercado laboral. Para nosotros es muy importante que los trabajadores puedan tener capacitación para ingresar al mercado laboral”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *