Nuevo golpe al bolsillo

“Enero y febrero van a tener un aumento de entre un 23,05% al 24%, el 22, 89% para otra franja de los que tienen otro nivel de consumo de entre los 150Kw y los 300 Kw y entre los 300 y 500 Kw un 20,75%” aclaró el Gerente General de la prestataria. 

El EROSP autorizó la modificación de las tarifas eléctricas a partir del 1 de diciembre y esto impactó en un aumento importante en las tarifas de luz. Al respecto, el Gerente General de REFSA, Ingeniero Fernando De Vido, explicó que: “Estos cuadros nosotros los debimos ajustar al hacer la extrapolación puesto que a nosotros nos fijan un valor base que nos entregan. Al ajustarse el valor de la energía mayorista lo que implica que nosotros debamos ajustar a esos nuevos valores.

Las facturas que están recibiendo nuestros usuarios son aquellas resultados de las lecturas del mes de noviembre y quizás en algunas pero en muy pocas, hay lecturas del mes de diciembre es decir las facturas actuales no tienen que tener en la generalidad de los casos incrementos porque son las del cuadro tarifario que estaban vigente hasta el 30 de noviembre”.

Dijo además que: “A partir del 1 de diciembre y hasta el 31 de enero estarán supeditados a las lecturas que tengamos en enero, como las lecturas de febrero que se facturan en el mes de marzo. Las lecturas que tengamos en diciembre y enero que van a tener lectura en febrero, esos van a tener un incremento que va a variar entre el 23%, en otros casos el 22,6% y en algunos casos el 20,7% según la franja en que uno esté como usuario”.

El funcionario aclaró que está también la tarifa social y hasta los 300 Kw el consumo está subsidiado en lo que es la distribución por el estado provincial y lo que es la generación de transporte por el estado nacional.

“Entonces los consumos de enero y febrero van a tener un aumento de entre un 23,05% al 24%, el 22, 89% para otra franja de los que tienen otro nivel de consumo de entre los 150Kw y los 300 Kw y entre los 300 y 500 Kw un 20,75%” aclaró

De lo pautado, a partir del 1 de febrero y hasta el 28 de febrero va a haber un incremento del 15%. “Cuando a nosotros nos entregan un cuadro tarifario de la energía mayorista que es lo que cobra CAMESA a la empresa distribuidora se divide en dos escalones, del 1 de diciembre hasta el 31 de enero y del 1 de febrero hasta el 28 de febrero y hay que remarcar que el incremento de CAMESA ha tenido valores un poco mayor a los que nosotros trasladamos a los usuarios.

Lo absorbemos o se puede distribuir porque el valor de distribución es decir lo que nosotros cobramos como costo de distribución tiene un incremente menor al que aplicó CAMESA y así poder morigerar el impacto a los usuarios”.

De Vido explicó que sigue la tarifa social y saben que tenemos sobre 150 mil usuarios hay 32 mil usuarios en este segmento. Aclaró además que los futuros aumentos no dependen de la prestataria local y que van ajustando de acuerdo a las variaciones de las tarifas mayoristas que son de público conocimiento.
Con respecto a las facturas no ténicas, explicó que: “Es decir, si existe alguna pérdida por robo, nosotros no trasladamos eso al usuario y esta pérdida se da cuando al transportar la energía hay un consumo de esa energía que eso es lo que se reconoce como pérdida técnica. Por ejemplo si compramos 100 megas, estamos facturando 80 megas y hay un 16% aproximadamente de pérdidas técnicas que entran dentro de los costos del servicio pero no se traslada al consumidor”.

Por último aclaró que: “Refsa es una empresa del estado que tiene como misión central el prestar servicios públicos eficientes y que busquemos la mejora continua entonces no está en nosotros buscar una rentabilidad económica si buscamos un servicio.

En todo lo que es la inversión en distribución, esto no está incluida en la tarifa, en esto están incluidas las tareas de mantenimiento y lo que es el crecimiento en la demanda, eso lo absorbemos con el presupuesto que tenemos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *