Los judokas no videntes formoseños Pedro Santander y Nadia Boggiano fueron becados por la Secretaría de Deportes de la Nación, y estarán residiendo y entrenando durante todo el año 2018 en las instalaciones del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo. El Profesor Julio Retamoso Peña fue quien los inicio en el camino de este deporte y esta nota repasa como se dio esta posibilidad y lo que representa para los chicos.

Este comenzó a partir de 2010 donde iniciamos un trabajo en la Escuela Especial N° 7 donde se comenzó a trabajar con los judokas no videntes y se tuvo una muy buena respuesta de parte de ellos. Tenemos tres chicos en la Selección Nacional y esta beca es un gran logro tanto para Nadia Boggiano como para Pedro Santander. No me quiero olvidar de David Gómez que también integra la selección y por ejemplo va a ir a jugar el Panamericano de Calgari en Canadá” subrayó Julio.

Los chicos están más que satisfechos con esta beca y el Profesor así lo refleja: “Es algo muy especial para ellos sobre todo para Pedro que es el más chico. Él no se manejaba solo y ahora deberá aprender a hacerlo en una ciudad como Buenos Aires y lógicamente va a ser una etapa de enorme crecimiento. Para ellos es un sueño, Nadia estaba feliz, ella ya casi terminó sus estudios secundarios y para Pedro es algo muy bueno. Aún no hay una beca económica, pero si en alimentación, estudio, cobertura médica. Pedro acá vive en el Circuito 5 y se le complicaba muchas veces para llegar a entrenar. Allá están muy contenidos”.

El CENARD tiene todo que se necesita, entrenan por la mañana en la parte física y en la tarde noche hacen las tares típicas de la disciplina Judo. En ese sentido están muy protegidos y con toda la cobertura que ellos necesitan” deslizó Julio sobre el gran centro de alto rendimiento que tiene nuestro país.

Para cerrar y con respecto a cómo se trabaja con jóvenes con capacidades diferentes, Retamoso Peña explicó: “Lo más complicado para los chicos no videntes es el inicio mismo de la actividad, esa es la parte que requiere de mayor esfuerzo. En Sindicato Vial tenemos varios chicos no videntes y la verdad que se trabaja de la misma manera que en el Judo Convencional. Si uno va a observar un entrenamiento no va a observar diferencias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *