La Municipalidad de Formosa, a través de la Dirección de Bromatología, con asistencia de la Policía de la Provincia, desalojó en la mañana de este miércoles a los mesiteros ubicados en la calle España desde Belgrano hasta Deán Funes.

La medida tomó por sorpresa a más de 40 vendedores informales que desde hace años comercializaban todo tipo de productos en la vía pública. Si bien se hablaba de la posibilidad de una reubicación, comentaron que esperaban un aviso previo.

El director de Bromatología de la Municipalidad de Formosa, doctor Guillermo Gómez Achón, comentó el operativo que se llevó a cabo ayer en la zona del microcentro.

“Les pedimos a los mesiteros que desocupen la vía pública por unos días al menos, hasta que podamos encontrar un lugar para que puedan ejercer la actividad, de manera más segura y con dignidad”, dijo el funcionario.

La idea, según planteó es buscar recuperar el espacio público y terminar la competencia desleal para con los comercios que están ubicados allí entre las calles España, Rivadavia, Deán Funes y 25 de Mayo.

“El impacto es muy fuerte, hay algunos comerciantes que evalúan prescindir de algunos empleados y otros, directamente, plantean el cierre de los locales”, agregó.

Asimismo, llevó tranquilidad a los denominados “mesiteros” al hacer referencia que la idea de la Municipalidad no es llevarlos a 15 o 20 cuadras del centro, “buscamos que tengan un lugar donde puedan estar agrupados, que cuenten con las comodidades para poder ejercer la actividad dignamente”.

Sostuvo que “tenemos que terminar con un mal hábito que es, la simplicidad que encuentra el mesitero, el vendedor ambulante de poner su puesto en la vereda y la del vecino, que se acerca y compra”. Y especificó que “debemos buscar un lugar donde puedan estar agrupados, contenidos, contar con los servicios esenciales; y que la gente, se acerque si desea obtener los productos que ellos comercializan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *