Otro escándalo de violencia de género en Boca

La propietaria de un complejo turístico de Villa Zorraquín, Concordia, denunció que fue agredida por el delantero de Boca Walter Bou y familiares. En la justicia ya hay una causa abierta en manos del fiscal Germán Dri.

Griselda Jaluf le dijo al portal El Once que el futbolista y su familia realizaban una fiesta en su complejo. Por los altos niveles de la música les solicitó que bajaran el volumen. Lejos de aceptar el pedido, le respondieron con insultos por parte del jugador y golpes de parte de sus familiares. «No voy a parar hasta las últimas consecuencias», advirtió.

Según Jaluf, antes de dirigirse a la vivienda a pedir que bajen la música le envió un mensaje de texto al delantero pero no tuvo la respuesta esperada. «Nunca acataron esas indicaciones así que nos dirigimos a ellos en momentos de una fiesta, en la calle. Los llamé para hablar para que bajen el volumen de la música y en esas instancias que estábamos hablando tranquilamente sale la familia de Walter: la suegra, el suegro y la mujer de Walter a darnos puñetazos a mí y mi hija».

El caso de violencia de género de Bou y su familia se suma al protagonizado a principios de este año por los colombianos Wilmar Barrios y Edwin Cardona. A los mediocampistas los denunciaron dos mujeres por lesiones leves, amenazas, presunto abuso sexual y privación ilegítima de la libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *