El Gobierno da por superada la crisis cambiaria

Hay euforia en el Gobierno de Mauricio Macri luego de días complejos. La esperada licitación de Lebacs superó todas la expectativas: según fuentes oficiales, la operatoria se cerró por sobre el 100%.
Vencieron un total de $ 617.000 millones y oferta superó los $ 622.000 millones.

Ayer a la mañana, y luego de días de fuertes subidas del dólar, los pronósticos más optimistas hablaban de una renovación de 65%. Así, mientras el equipo económico celebraba la noticia, quedó ratificada la idea de que, en principio, dio resultado la estrategia de dejar subir el dólar a $25 y colocar la tasa de interés en el 40%.

“Quiero resaltar la coordinación de estos días. Funcionamos todos juntos para que las políticas lleguen a buen curso. El BCRA trabajó en la licitación, nosotros con el resultado fiscal por la mañana y Finanzas con la colocación de dos bonos en pesos.

Vamos por el camino correcto. Estamos torciendo el rumbo del déficit”, aseguró hace minutos el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una conferencia de prensa junto a Luis Caputo, su colega de Finanzas.

Si bien allí no se hizo referencia al vencimiento de letras de hoy (Caputo sólo dijo que “no hubo ningún problema con las Lebacs”), se reforzó la idea de la coordinación del gabinete económico, uno de los puntos de mayores críticas durante la corrida que lleva 18 días y que hoy parece haber llegado a su fin.

En las horas previas al “súper martes”, el Central había intervenido en el mercado de Lebacs, con un rescate de letras que bajaron el vencimiento de $ 671.800 a 617.000 millones.

En ese momento se confirmó también, siempre según los corrillos de la City, algo que era evidente por el contexto: se iba a ofrecer una tasa superior a 40% a corto plazo. (Infobae)

¿Qué son las Lebacs y por qué importan tanto?

Hace más de 15 días que la opinión pública sumó a su vocabulario cotidiano un término que hasta hace poco solo era de uso exclusivo entre los inversores. Cinco preguntas para entender de qué se trata

¿Qué son?
Según la definición del propio Central: “Acrónimo de Letras del Banco Central. Son emisiones de deuda a corto plazo del Banco Central de la República Argentina con el objeto de regular la cantidad de dinero de la economía. Estos títulos se emiten con descuento por lo que pagan tanto los intereses como el capital al vencimiento”.

¿Para qué sirven?
Es una herramienta financiera que se utiliza para “sacar” pesos del mercado y, de esa manera, contener en parte el aumento de precios y, por lo tanto, la inflación. Esto se hace colocando una tasa de interés para este instrumento que sea atractiva para los inversores y los haga “quedarse” en pesos y no pasar sus tenencias a dólar. Para esta última renovación, y en medio de la crisis cambiaria.

¿A quién están
destinadas?
El abanico es muy amplio: tanto grandes bancos como ahorristas individuales. Las provincias y municipios, por caso, también las compran.

¿Desde cuándo
existen?
Las primeras salieron al mercado en 2002, luego de la crisis político-económica de un año antes.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *