Las jubilaciones y las AUH aumentarán un 5,7% en junio y 6,7% en septiembre

Los incrementos impactan en 17 millones de personas. Los jubilados, pensionados, beneficiarios de asignaciones familiares y AUH y demás prestaciones de la Seguridad Social, que alcanzan a más de 17 millones de personas, cobrarán a partir de junio el aumento del 5,69%.

Y ya se sabe que en septiembre tendrán un nuevo aumento del 6,7%.
Este nuevo dato surge tras conocerse los valores de la evolución de los salarios y de la inflación de enero, febrero y marzo –primer trimestre- que se toman en cuenta para calcular los aumentos de septiembre-noviembre con la nueva fórmula de movilidad.

En el primer trimestre, la inflación sumó el 6,7% y ahora se conoce que el índice salarial llamado Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) fue del 6,73%. La fórmula de movilidad es una suma que contempla el 70% de la variación trimestral registrada por el índice de precios del INDEC y el 30% de la evolución en igual período del Ripte. En este caso, el 70% de 6,7 es 4,69, y el 30% de 6,73 es 2,02. La suma arroja 6,71%, similar a la inflación de esos meses.

Con este tercer aumento en base a la nueva fórmula de movilidad, las prestaciones de la Seguridad Social acumularán en septiembre un incremento del 19,7% con relación a diciembre de 2017.

Con la anterior fórmula, en marzo el aumento hubiera sido del 14,5%, tres meses antes que empalmado con los aumentos de junio y septiembre, el incremento total arrojaría casi un 30%.

Para compensar en forma parcial esta diferencia, en marzo el 65% de los alcanzados por la movilidad cobraron un bono de $ 375 o $ 750, según los casos y de $ 400 los que perciben la AUH. No lo cobraron los padres de los hijos con empleo formal ni los jubilados y pensionados con haberes superiores a $ 9.460.

Además, en julio, por la garantía del 82% del salario mínimo, poco más de un millón de jubilados recibirán un incremento de $ 103 porque ese mes el salario mínimo, vital y móvil pasará a $10.000 y el ingreso previsional básico garantizado será de $ 8.200, frente al haber mínimo general de 8.096,29.

En 2016, con un inflación del 41%, sumando el aumento de marzo y septiembre, las jubilaciones aumentaron el 31,68%. Una pérdida de casi 10 puntos. En 2017, las prestaciones subieron el 28%, con una inflación del 24,8%, una recuperación de 3,2 puntos. Así, en dos años, la inflación acumulada fue del 76% y la movilidad del 68,5%. La pérdida es de 7,5 puntos. Queda la incógnita de lo que pasará en 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *