Caballero, insistió que en este momento “aún se encuentran en una etapa de investigación, ya que quedan algunas pericias se encuentran en trámites y otras ya están por concluir, lo cual nos permite decir que tenemos algunas definiciones y algunos criterios de anticipación”.

Consultado sobre el estado de situación en la causa sustanciada entorno a la muerte de la esposa e hijo del senador Luis Naidenoff, el juez de Instrucción y Correccional 6, Guillermo Caballero, insistió que en este momento “aún se encuentran en una etapa de investigación, ya que quedan algunas pericias se encuentran en trámites y otras ya están por concluir, lo cual nos permite decir que tenemos algunas definiciones y algunos criterios de anticipación que nos permiten inclinarnos por la hipótesis de accidente doméstico”.

Confirmó que el expediente no está caratulado, sino que todavía figura como “averiguaciones”. En cuanto a las dirigencias que aún faltan realizar, el magistrado explicó que “nos encontramos con diversas medidas que se fueron llevando a cabo desde el lunes, es decir desde el momento en que este Juzgado tomó conocimiento del hecho”, aclarando que “ hay pericias que llevan un proceso más largo y exige un tiempo mayor, pero estamos trabajando con la mayor celeridad y con todos los recursos que tiene el Poder Judicial en la parte del laboratorio científico tratando de llevar a cabo todo con la mayor fiabilidad.”

En este sentido dijo que dadas las circunstancias del proceso “no queríamos emitir ningún comunicado ni decir nada que no esté científicamente comprobado.

Con respecto de la cronología de los sucedido el día de la tragedia y su reconstrucción, explico que “hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance pues no contamos con testigos presenciales del hecho, así que hemos hecho la reconstrucción en base a todos los dichos y las evidencias que había en el lugar. Y lo que tenemos es una verdad judicial investigativa, pero el paso a paso de lo que sucedió esa fatal noche no la tenemos”.

En cuanto a los plazos significó que “son los pasos que tenemos dentro del sistema judicial, que es de cuatro meses, pero estamos trabajando con la mayor celeridad porque entendemos la repercusión social que tiene el hecho y lo cercano que nos toca a todos los empleados del Poder Judicial ya que una de las víctimas era compañera de trabajo”.

Finalmente confirmó que la hipótesis que tenemos hoy con las mayores comprobaciones es la de “accidente”, aunque insistió “no les puedo decir que sea con una certeza del 100% porque estamos esperando los resultados finales que nos vayan a dar las pericias que se están haciendo sobre las muestras biológicas que se tomaron de los familiares del senador como de las dos mascotas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *