Con un calendario intenso, Guillermo Barros Schelotto apuesta por la rotación para pelear las tres competencias. Y por la sorpresa. Al regreso de España tras la participación del Xeneize en el trofeo Joan Gamper ante Barcelona (cayó 3-0), el director técnico apostaría a una modificación estratégica a la que ya apeló desde el regreso de Carlos Tevez: ante Estudiantes, mañana, desde las 15.30, jugará sin un 9 clásico.

En efecto, el ex delantero planifica un equipo con Mauro Zárate como arieterelegando a Ramón Ábila al banco de suplentes. Una idea que ya plasmó, con éxito dispar, con el Apache como punta de lanza. Todavía sin Darío Benedetto en plenitud física para jugar, de este modo, Guillermo preserva a su “9 natural” y le da pista a Zárate, quien se siente más cómodo moviéndose por todo el frente de ataque, pero conoce bien el rol, al punto de haberlo cumplido con Gabriel Heinze en Vélez.

Así, Zárate será una especie de “falso 9”, función que provocó polémica en el Mundial cuando la implementó Jorge Sampaoli en Argentina, con Messi como “delantero centro” en el 3-4 frente a Francia.

Con un 4-3-3 como esquema, Boca jugaría ante Estudiantes con Esteban Andrada; Leonardo Jara, Paolo Goltz, Lisandro Magallán, Emmanuel Mas; Nahitan Nández, Wilmar Barrios, Pablo Pérez; Cristian Pavón, Mauro Zárate y Edwin Cardona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *