Los participantes del Bailando no quieren dejar nada librado al azar. Por eso, a una semana del comienzo del certamen conducido por Marcelo Tinelli, se están esforzando al máximo y perfeccionan sus entrenamientos.

Como suele decirse, el cuerpo a veces “pasa factura” ante tantos nervios y exigencia. Muestra de ello es lo que le sucedió a Iván Anriquez, el partenaire de Natalie Weber, durante el ensayo del lunes.

Con hidratación y la ayuda de su coach y de la mujer de Mauro Zárate, el joven se reincorporó y contó qué fue lo que sucedió: “Mucha fiebre desde ayer, mucho ensayo, acá todos los días con el equipo…

“Caí un poquito ayer. Hay mucho ensayo y también voy a hacer acrobacias aérea en el Aquadance, va a ser algo diferente”, explicó Anrriquez en el programa La previa del show.

“Me da pena porque hace mucha fuerza, me alza, me da vueltas. Le hemos dicho de frenar pero no quiere, no hay chances”, contó Weber, y confesó que se hicieron “amigos íntimos”.

Él lo confirmó: “Es verdad, somos como una familia. La coach nos ayuda psicológicamente y en las coreografías. Nos tratamos como hermanos o primos, está bueno trabajar así, que no haya mala onda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *