Mediante una carpa dispuesta en el barrio Sagrado Corazón de Jesús de nuestra ciudad, un equipo de vacunadores del centro de salud El Pucú aplicó la dosis extra de vacuna triple viral destinada a seguir sosteniendo en nuestra provincia la eliminación del sarampión y la rubéola como ocurre desde hace ya varios años.

De este modo, esta vacuna que previene ambas enfermedades, además de las paperas. Fue aplicada a los niños de entre 13 meses y 4 años, tal como lo indica el calendario vigente como parte de la campaña de seguimiento 2018 que se inició el pasado 1 de octubre y se extenderá hasta el 30 de noviembre inclusive.

En la ocasión, vacunadores, médicos, enfermeros y otros profesionales del equipo de salud difundieron y concientizaron también a los padres sobre los beneficios que aporta esta dosis adicional a la salud de los niños y a toda la comunidad. Y aclararon que aunque los niños ya hayan recibido la primera dosis del esquema contemplado por el calendario para esta vacuna “igualmente es obligatorio que se les suministre esta dosis que es como un refuerzo”.

En diálogo con los vecinos, explicaron que esta vacuna al igual que las demás que están en el calendario, además de preservar la salud de la población a la que está dirigida “extiende ese efecto a las demás personas evitando la circulación de los agentes infecciosos”. Y recordaron que “es gratuita, por lo tanto hay que aprovecharla porque sin ningún costo cumple un rol preventivo fundamental evitar tanto el sarampión como la rubéola” y además “no requiere orden médica para ser aplicada”.

En tanto comentaron que “si bien todos los días estamos vacunando en nuestro centro de salud a los niños de esta edad de todos los barrios que se encuentran en nuestra área sanitaria, también nos trasladamos a terrenos para extender la vacunación, asegurando que todos los niñitos tengan esta dosis extra aplicada y su carnet completo y actualizado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *