Este domingo se celebró una nueva edición del clásico entre Olimpia y Cerro Porteño  por el torneo de Primera División de Paraguay que terminó con un polémico empate 2-2 con más de 13 minutos adicionados debido a las dos expulsiones y del partido y el tiempo perdido.

El duelo se abrió a los 16 minutos en favor del conjunto visitante gracias al gol de Fernando Ovelar, quien apenas tiene 14 años y fue autor de una definición de lujo. El joven delantero se filtró entre la defensa sin pelota y tras una gran asistencia entre líneas definió por encima del cuerpo del arquero.

El joven que tiene 14 años, 9 meses y 29 días se convirtió en el futbolista más joven en convertir un tanto en el fútbol de su país. Además, obviamente, es el más joven en convertir en un clásico.

Fernando Ovelar es nieto de Gerónimo, defensor de Cerro Porteño en las décadas de los 70 y 80, y campeón de la Copa América 1979 con la selección paraguaya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *