Los efectivos de la Delegación Formosa de la Policía Federal, encabezada por Néstor Roncaglia, desarrollaron importantes controles poblacionales y numerosas tareas de prevención enmarcados en Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF) que coordina el subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras, Matías Lobos.

Allí, más precisamente en la playa de estacionamiento de la terminal de ómnibus, los uniformados detectaron a un ciudadano argentino con cierto nerviosismo ante la presencia de los oficiales.

Éstos encontraron muchas contradicciones en su relato y procedieron a revisar sus pertenencias y lo que éste llevaba en su vehículo. El resultado: 500 cartones de cigarrillos de contrabando valuados en 430.000 pesos fraccionados en 10 grandes cajas de cartón.

El Juzgado Federal N° 2, a cargo del Dr. Vallejos, dispuso el secuestro de la mercadería, de un teléfono celular, del automóvil involucrado y la detención inmediata del ciudadano argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *