Bajan un 1% después de 16 subas en el 2018

La Defensoría del Pueblo relativizó el efecto que pueda tener una baja del uno por ciento en las naftas súper y diesel de YPF, cuando desde diciembre del año pasado hasta ahora, se acumula un aumento del 77%, y nada garantiza que esa sea la última actualización.

El titular de la Defensoría, José Leonardo Gialluca, tomó como referencia el valor que tenía la nafta súper a fines del año pasado, $23,63 con la actual, de $41,61 por litro. “Una de las modalidades más puestas en práctica por los consumidores es que cada vez son menos los que optan o a quienes les alcanza para llenar el tanque”, afirmó y aportó otro dato: “Según comentaron algunos trabajadores de playa de estaciones de servicio locales, el promedio de venta hoy es de entre $300 y $500 por automovilista; y son pocos los que piden la carga completa. Las preferencias también se relacionan con el precio y resulta que en el último año, casi la totalidad de los conductores se volcó nuevamente a la nafta súper, y dejó de lado los combustibles más refinados, cuya diferencia entre uno y otro ronda entre $8 y $9 por litro”.
Asimismo, denunció que “en la mayoría de las estaciones de servicio, casi nunca se encuentra la nafta súper, y esto afecta el bolsillo de los trabajadores que se movilizan en motovehículos, quienes se ven obligados a cargar las naftas más caras”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *