Advierten sobre el uso del ácido hialurónico

Tras los hechos conocidos en los últimos días, en torno a la joven Manuela Barreto, quien habría fallecido tras someterse a un tratamiento estético con ácido hialurónico, dos profesionales miembros de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica de la filial Formosa se refirieron a los correctos tratamientos y las precauciones necesarias para agrandar los senos.

La cirujana plástica Mariela Montes y el cirujano Alejo Paredes explicaron que la mamoplastía de aumentos puede realizarse mediante diferentes procedimientos: “Por prótesis de silicona, por colgajos locales, por colgajos musculares dermograsos o bien por lipotransferencia”.
“Lo más recomendable es el implante mamario. Que es lo que se usa habitualmente. Con estudios previos y en lugar habilitado que cuente con todas las precauciones. Para la reconstrucción de mama, sí se usa la lipoinyección, donde se inserta la misma grasa de la persona que se saca de otra zona; pero este método se usa más para una reconstrucción de las mamas, tras un cáncer por ejemplo, no tanto para aumento estético”, expresaron.
En este sentido, advirtieron que el uso del ácido hialurónico no es recomendable para la zona de las mamas, porque la grasa se mezcla con la glándula y al momento de un diagnóstico de un cáncer de mama puede interferir, alterarlo.
“Además, el acido hialurónico es un producto bastante caro y tiene una durabilidad de un año y medio. Es decir, no tendría sentido hacer algo tan costoso para aumentar la mama y que dure tan poco tiempo”, agregaron.

¿Cómo se procede en una mamoplastía?

Por otra parte, refiriéndose específicamente a las denuncias realizadas por distintas mujeres contra la esteticista involucrada en el caso de Manuela Barreto, por aplicar anestesia en tratamientos con productos que éstas aseguran desconocer, los cirujanos explicaron que “una esteticista no puede aplicar anestesia y menos en grandes volúmenes”.

En este sentido, hicieron hincapié en los cuidados previos y posteriores a la colocación un implante en la mama, explicando: “En una mamoplastía por aumento, es necesario realizar estudios pre quirúrgicos. Para cualquier cirugía, consiste en un estudio de laboratorio, un electrocardiograma con valoración del riesgo quirúrgico; y en el caso específico de la mama, se suma una mamografía o una ecografía, de acuerdo a la edad de la paciente, para determinar si no hay una lesión mamaria no diagnosticada”.
“El paciente llega a la consulta y lo que primero se hace es explicar en qué consiste la cirugía, cuáles son las vías de abordaje, los tipos de cicatrices que puede tener el post operatorio, dónde va colocado el implante mamario, los posibles riesgos. Se solicitan estudios pre quirúrgicos y si están bien los resultados, se toman las medidas de los implantes y se interviene en un hospital habilitado. Es lo habitual”, describieron.

Seguridad profesional

Por último, alertaron a las pacientes a tomar las decisiones con información y “sin apurarse”. Así, dijeron que el órgano de control del correcto ejercicio de la medicina en la provincia es el Ministerio de Desarrollo Humano, pero que el mismo paciente se puede asegurar de quiénes son los médicos cirujanos habilitados, en la página Web de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica del Nordeste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *