A pesar de cursar el cuarto día del mes de enero y sin modificaciones en las tarifas de colectivo, la empresa Crucero del Sur, sigue circulando con los carteles de que aumentarían los pasajes a $40 en estos días, campaña que fue acompañada por funcionarios municipales y provinciales.
No cumple las frecuencias y tampoco enciende los acondicionadores de aire con temperaturas de 40 grados.

La Municipalidad parece haber librado a su suerte al usuario del servicio del transporte público y hoy viajar en colectivo constituye una verdadera falta de respeto en condiciones denigrantes para cualquier persona.

Más de cuarenta grados de calor y ninguna de las unidades enciende los acondicionadores de aire, según los choferes, por orden de la empresa. El aire dentro del colectivo se torna irrespirable por la temperatura y los olores en horarios picos como lógica consecuencia de viajar hacinados y con las temperaturas elevadas.

A esta situación se le suma la frecuencia que en algunos supera la hora de espera en algunos casos, como viene ocurriendo por ejemplo con la línea 40.

Las unidades todavía siguen circulando con el “cartelito” en donde dice que a partir de enero del 2019 el pasaje pasaría a costar cuarenta pesos, cuestión que no ha ocurrido. Campaña de angustia que han encarado junto con funcionarios del municipio y de la provincia en contra del gobierno nacional.

Nadie ha salido a aclarar acerca de esta situación, alentada por quienes hoy, no hacen absolutamente nada para controlar el cumplimiento del servicio público y es la gente la que vuelve a sufrir la desidia de las autoridades y el abuso de la empresa.

“Viajamos como animales, la gente toda transpirada, no se puede respirar dentro de los colectivos del calor”, aseguraron varios usuarios que todos los días deben padecer a Crucero del Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *