Son de “alto riesgo”

Acaba de ser presentado y analizado un informe de inspección observacional de la Ruta Nacional 11 desde la perspectiva de la seguridad vial, en el tramo que atraviesa el territorio formoseño.

La conclusión de “alto riesgo” y “gran peligrosidad” que se expuso en el seno de la última reunión del Consejo Provincial de Seguridad Vial presidido por su director, Fernando Inchausti.

Alude el relevamiento al importante grado de jerarquización que alcanzó la ruta 11, situándola como una de las “principales carreteras argentinas que vincula tres provincias (Santa Fe, Chaco y Formosa), recorriendo 980 kilómetros, de los cuales 192 pasan por nuestro territorio de sur a norte, vinculando en comunicación internacional con la capital paraguaya de Asunción”.

También se expuso que de acuerdo a mediciones de Vialidad Nacional, el transito medio diario anual se cuantifica entre 10 mil en el tramo de nuestra ciudad capital y 13 mil por la sección de Clorinda (inmediaciones pasos fronterizos).

Fue recordado que “en el año 2011 gracias a las gestiones del gobernador Insfran y la decisión nacional, se iniciaron los trabajos de reacondicionamiento de la travesía urbana de la ruta (avenida Gendarmería Nacional) y posteriormente comenzaron las obras de duplicación de calzada conocido como proyecto de Autovía”.

En esa línea se advierte un “marcado retraso” en los trabajos desde la actual gestión nacional, con “proyectos paralizados a los cuales se les quito asignación presupuestaria y en otros casos modificaciones a lo proyectado para reducir costos de inversión pública, siendo insuficientes e ineficientes para la gestión de un tránsito seguro”. Se ejemplifico ello con el frustrado viaducto de Circunvalación y Kirchner, y la falta de inversión en el mantenimiento.

Exponen falencias como la “carencia de señalización, banquinas descalzadas que constituyen de “alto riesgo” y el fresado de la carpeta de rodamiento y los baches que generan desestabilidad de vehículos que se extienden a lo largo de diferentes tramos totalizando unos 53 kilómetros, son de “gran peligrosidad”.

“Por el estado, su nivel de conservación y mantenimiento, mas las características geométricas de su diseño, y teniendo en cuenta las modalidades del tránsito y su estilo vial dependiente de la zonas que atraviesa, que resumen presenta serias fallas”, concluyen que “es insegura” e incluso en determinados tramos, “el riesgo es mayor”.

Consideran de suma urgencia de trabajos de reparación, mantenimiento y readecuación, sobre todos en determinados tramos donde los deteriores se acentúan con el correr de los días y los riesgos van en aumento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *