Al pronunciar su tradicional mensaje en la inauguración de las sesiones legislativas, el gobernador Gildo Insfrán realizó una rendición de cuentas sobre lo realizado en 2018, aludió a las razones que limitaron el crecimiento y desarrollo de la provincia, y formuló, una vez más, un llamado a la unidad colectiva para defender los intereses de Formosa.

Ante los miembros de la Legislatura, como así de los otros dos poderes del Estado, explicó que “es natural que en toda comunidad existan diferencias”, pero consideró que “ninguna de ellas puede primar sobre el objetivo superior”.
“Es que ya no sirven las promesas de futuro mientras se empobrece el presente”, reflexionó el titular del Ejecutivo Provincial, para insistir: “Nada está por encima de la dignidad de nuestros abuelos; ninguna adversidad supera el coraje de las mujeres formoseñas; no existen tranqueras para el impulso de nuestros jóvenes y no hay barreras para los sueños de nuestros hijos”.
El Gobernador consideró que “es momento de trabajar codo a codo para recuperar la Patria en el entendimiento de que la salvamos entre todos o no la salva nadie”.
En este sentido, insistió en el recinto legislativo para que “la principal fortaleza del conjunto de los habitantes sea la unidad para recuperar todo lo que se ha perdido en este tiempo, lo que le corresponde a los formoseños”.
“Unidad -añadió- para cuidar la economía familiar, los empleos, los salarios y para generar nuevas posibilidades de trabajo y progreso para todos y unidad para construir una Argentina pujante e inclusiva, donde los sueños puedan, verdaderamente, hacerse realidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *