Un joven había escrito por sus redes sociales que iba a realizar una masacre en el colegio al que asistía y desde el área de Cyber Delitos de Gendarmería Nacional se activó un protocolo que llevó a los efectivos hasta la casa del joven donde le secuestraron su celular y una Tablet.
Dijo que fue “una joda” para “copiar a los otros”.

Víctor, el joven de 17 años que amenazó con cometer una masacre en su colegio (el Ramón Carrillo, ubicado en el barrio Mariano Moreno), indicó  que “fue una joda nomás” (sic) porque “quería copiar a los otros”.

Según sostuvo el joven, lo había escrito como parte de una broma colectiva en la que se prendieron varios compañeros suyos en un grupo de Whatsapp.

Desde el área de Cyber Delitos de Gendarmería Nacional, se activó un protocolo que llevó a los efectivos hasta el hogar desde donde provino la amenaza, sobre la calle Pueyrredón en el barrio Mariano Moreno.

Liliana, la hermana del joven, declaró que “los de Gendarmería vinieron cerca de las 21.30 cuando estábamos tomando mate con mi mamá y mis hermanos y nos comenzaron a gritar. Nos llevaron afuera y nos apuntaban mientras revisaban todo.

Al final, nos mostraron una orden de allanamiento que no coincidía con el nombre ni con el DNI de mi hermano. Decía Acosta Víctor y un número que era 40 millones; era un DNI de una persona adulta”.

Este es el posteo que habría puesto el joven a través de su Facebook solicitando seguidores ya que indicó que haría una transmisión en vivo, como sucedió hace unas semanas con el asesino de Nueva Zelanda que atacó dos mezquitas.

“Hola, Solo quería decirles que el día martes 26/03/19 Haré una masacre en mi colegio y lo transmitiré en vivo desde mi perfil. Los que quieran verlo manden solicitud y se los aceptaré”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *