A mediados de la jornada, la cotización del dólar bajaba 60 centavos con respecto al cierre de ayer, según la venta al público en el Banco Nación. Luego del mediodía, en tanto, la moneda estadounidense volvió a subir a $44,70, frente a los $44,90 anteriores.

Según el promedio relevado diariamente por el Banco Central, en el segundo tramo de información, luego de las 13,  el dólar minorista cotizaba a $42,52 para la compra y 44,50 pesos. En el primer tramo informado por el Central , a media mañana y luego de la apertura de los mercados, el minorista cotizó a $42,48 para la compra y $44,46 para la venta en los principales bancos y casas de cambio de la city porteña.

En un momento donde la baja del dólar en Brasil contribuye a estabilizar parcialmente el mercado de cambios doméstico, la divisa de EEUU restaba 57 centavos ó 1,3% en el mercado mayorista, a 43,30 pesos.

En el transcurso de 2019 la moneda norteamericana asciende un 14,9% y supera a la inflación del período, en torno al 10% acumulado en el primer trimestre.

El miércoles, el dólar llegó a ubicarse por primera vez en el centro de la banda de flotación estimada por el equipo de Guido Sandleris. Para este jueves el Banco Central estableció que la zona de “no intervención” tiene un piso de $39,314 y un techo de 50,877 pesos.

Los analistas de Research for Traders reconocieron como un fenómeno global la fuerte suba del dólar en marzo, pero que en “Argentina tuvo un avance mayor dado que es un país más vulnerable debido a la elevada inflación, la recesión económica y la incertidumbre política de cara a las elecciones presidenciales”.

“Influyó además la dolarización de carteras por la cercanía de fin de mes, a pesar que el Central volvió a subir la tasa de interés para contener su precio”, agregaron.

Desde el Gobierno intentaron relacionar la suba de la divisa estadounidense con la situación internacional. “El dólar subió prácticamente lo mismo en todas partes”, dijo el presidente Mauricio Macri en declaraciones radiales, en las que insistió en que “nadie la tiene fácil en el mundo” con el dólar.

“El foco en el plano local estuvo en el tipo de cambio. Las monedas emergentes se vieron golpeadas por el contexto internacional y Argentina no fue la excepción”, indicó Portfolio Personal Inversiones.

El dólar en Brasil también escaló con fuerza en las últimas ruedas, aunque este jueves cede un 0,7%, lo que quita presión a la devaluación del peso argentino. En 3,96 reales por unidad, se mantiene cerca de su precio más alto desde octubre de 2018, cuando superó los 4 reales. La divisa en Brasil asciende 2,3% en 2019.

“A nivel cambiario, las depreciaciones de las monedas emergentes volvieron a acelerar la dinámica del dólar mayorista a nivel local“, puntualizó el economista Gustavo Ber.

El titular del estudio Ber consideró que “la autoridad monetaria debería apuntar a inducir una rápida reducción del excesivo spread (diferencial de tasas) LELIQ versus Badlar, a fin de no sumar a los ahorristas en plazo fijo al proceso de dolarización en marcha”.

Con ese objetivo, este jueves el BCRA dispuso que la posición neta diaria que las entidades registren en LELIQ podrá alcanzar “lo mayor entre su responsabilidad patrimonial computable del mes anterior o el 100 por ciento del promedio mensual de saldos diarios del total de depósitos en pesos y del valor residual de sus obligaciones negociables en pesos”, desde el anterior 65 por ciento.

Las expectativas pasan además por la liquidación de agrodólares a partir de la semana próxima y las subastas diarias del Tesoro de USD 60 millones —con un total de USD 9.600 millones hasta fin de año— que el Tesoro iniciará el 15 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *