Pasaron 7 meses y 3 días desde que se encontró un cuerpo en un baldío que respondía a las características físicas del joven Jonathan Lezcano, desaparecido el 9 de agosto tras dirigirse hacia su colegio. Sus padres siguen esperando el resultado del ADN para confirmar judicialmente lo que para ellos fue una terrible certeza desde el primer momento. No hay detenidos.

El doctor Jorge Pessolano, abogado defensor de la familia del joven Jonathan Lezcano (16), quien desapareció el pasado 9 de agosto de 2018 y cuyo cuerpo, según sus familiares; apareció el 25 de ese mismo mes en una baldío del barrio San Miguel, anticipó que “probablemente la semana que viene tengamos los resultados del ADN”.

Según el letrado, las pruebas se habían enviado primero a Entre Ríos y cerca del 21 de diciembre del año pasado, se enviaron al Laboratorio de Análisis de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) en Corrientes. “Fue a pocos días de que se ingresara en un periodo de receso, por lo que el laboratorio comenzó a trabajar nuevamente recién los primeros días de febrero”, explicó.

Para Pessolano y la familia no hay dudas de que el cuerpo que se halló en avanzado estado de descomposición en un baldío en el barrio San Miguel corresponde al joven Jonathan. “Si resulta que no es, bueno tendremos que seguir buscando y yo, seguramente dejaré el caso”, indicó.

Sin detenidos

Otro aspecto que explicó el abogado es que la Cámara de Apelaciones dejó firme los autos de procesamiento por homicidio simple contra los dos menores que están señalados en la causa, quien siguen en libertad bajo medidas tutelares ordenadas por la Justicia.

En tanto, en el caso del adulto, el auto de procesamiento sin prisión preventiva por el delito de encubrimiento, fue declarado nulo y hay que esperar a que el juez de Instrucción que entiende en la causa, de una nueva resolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *