El viernes al mediodía fue liberado el estudiante de 16 años que la semana pasada amenazó por las redes sociales con provocar una matanza colectiva en el colegio “Ramón Carrillo”, en el barrio Mariano Moreno de esta capital.

El caso movilizó a especialistas del Ministerio de Seguridad de la Nación e investigadores de Gendarmería Nacional, expertos en amenazas terroristas.

El menor recuperó la libertad después de haber estado detenido varios días, pero tiene prohibido por la Justicia ingresar a las redes sociales.

Además, deberá someterse a estudios psicológicos en forma permanente, bajo la supervisión de la Dirección de Minoridad y Familia, a quien la Justicia Federal le dio intervención.

En paralelo a estas medidas, la causa judicial sigue su curso y es probable que el menor reciba algún tipo de sanción legal por su temeraria conducta.

Las pericias psicológicas develaron que el joven no tiene ningún trastorno psiquiátrico ni tampoco representa un peligro para sí mismo ni para terceros. Esto fue determinante para que el juez Federal ordene su libertad, pero bajo estrictos controles y un seguimiento permanente sobre su accionar.

Idéntico temperamento tuvo la Justicia con el estudiante de la Escuela “José Gervasio Artigas” (ex Comercio), quien dos días después de este hecho lanzó otra amenaza por las redes: publicó una foto con el uniforme del colegio, un arma de fuego y un chaleco antibalas, acompañando la leyenda “preparándome para mañana”; este adolescente también está en libertad y le están realizando las pericias correspondientes.

La difusión generó pánico y preocupación en la comunidad educativa de dicho establecimiento, y encendió la alarma entre las autoridades que, al igual que el caso anterior, actuaron con rapidez.

Despliegue

El amplio despliegue que realizó el Ministerio de Seguridad a través de Gendarmería Nacional para abocarse al caso protagonizado por Víctor, el estudiante del colegio “Ramón Carrillo”, demandó un gasto cercano a un millón de pesos.

Dos aviones de Gendarmería arribaron a nuestra ciudad pocas horas después de conocerse la amenaza que lanzó a través de su cuenta de facebook, dándose inicio a una exhaustiva investigación con la participación de expertos en atentados terroristas, peritos, técnicos y funcionarios de la plana mayor del área de Investigación Criminal de la fuerza nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *