El 22° ejercicio del Vía Crucis Formoseño por postas inició este sábado su recorrido y este domingo cumplirá con el segundo tramo, mientras que el lunes llegará hasta el límite con Salta, para rezar ante la 14° Cruz.

El grupo compuesto por unos 60 peregrinos inició la jornada de ayer con la oración ante la Primera Estación, ubicada en el Centro Juan Pablo II, y avanzaron hasta tomar la ruta 81 en dirección hacia el Oeste. Como novedad, a partir de este año, un segundo contingente partió desde Clorinda por la ruta 86 y, tomando la ruta 95, se unieron con el grupo original a la altura de Ibarreta para completar el itinerario.
En el primer tramo, los fieles rezaron ante las cruces plantadas en San Hilario, Gran Guardia, Pirané, Palo Santo, Bartolomé de las Casas; Ibarreta, Pozo del Tigre y Las Lomitas; localidad en la que pernoctan, alojados en casas de familias que se ofrecen. Por su parte, los que iniciaron en Clorinda rezaron en Laguna Blanca como una segunda escala.
Hoy, el trayecto abarcará las cruces ubicadas en Juan G. Bazán, Laguna Yema, Los Chiriguanos e Ingeniero Juárez, mientras que mañana rezarán por la mañana ante la última estación, ubicada en el Límite con Salta.

“Hay que vivir este Vía Crucis”

Alicia Fernández, una de las peregrinas, comentó que al llegar a cada estación, la gente de esas localidades los recibe “con los brazos y el corazón abiertos; con mucha generosidad. Todos son muy amables, como toda la gente de Formosa, del interior”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *