Cuatro empleados de la tradicional tienda ubicada sobre la calle Rivadavia entre 25 de Mayo y España, fueron despedidos ayer por la tarde. Los empleados aseguran que no hay causales y que la empresa se ha pasado por alto aspectos que tienen que ver con lo establecido por el Ministerio de Trabajo.

Liz Britos, una de las empleadas de la tienda Tajaná, contó que “ayer mientras yo estaba acá en mi lugar de trabajo, en el pasillo porque no nos dejan entrar; mi mamá me avisó que me mandaron un telegrama a mi casa y ya supe que estaba despedida”.

Junto a Liz, despidieron a otros tres empleados más, Osvaldo, Natalia y Laura –que trabaja en Jaber, la otra tienda que funciona en el lugar-.

“Nuestro abogado nos dijo que han pasado por encima todo lo que se les dijo desde el Ministerio de Trabajo de la Nación, que si había una crisis debían informar, que cortar por los que menos antigüedad tenían o que se presentara el procedimiento preventivo de crisis, sin que haya despido; pero nos despidieron de forma arbitraria”.

Por su parte, el abogado defensor de los empleados, Daniel Majda, dijo que “nosotros contestamos los telegramas y rechazamos los despidos, porque los despidos están fundados en una normativa especial de la Ley de Contrato de Trabajo, que es el artículo 247, que tiene previsto hacer suspensiones o despidos por causas de disminución de trabajo. Ellos invocan este artículo pero a su vez se apartan de la misma norma, porque allí se indica cómo tiene que proceder la patronal, señala que debe iniciarse por el personal con menos antigüedad, acá se hizo lo contrario, echando a personal de mayor antigüedad, además dice que si hay personal ingresado en el semestre, se tiene que optar por el que menos carga de familia tenga. Entonces bajo el mismo parámetro que ellos invocan está el desacierto de su acción, por eso decimos que es un despido arbitrario y discriminatorio, porque lo hicieron con las personas que más activos estuvieron en la defensa de sus intereses, no es casualidad de que la patronal haya desoído la misma norma que ha tomado, lo hacen para darle un mensaje a los demás trabajadores que no están aceptando esta reducción horaria”.

Agregó que “nosotros sabemos que hemos obrado bien, la patronal ha optado por otros caminos. Mañana a más tardar, el personal despedido deberá recibir sumas de dinero que deberían estar a disposición de ellos; lo veo difícil pero ojalá cumplan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *