El año pasado el Concejo Deliberante aprobó para el sector de remises y taxis tres modos de cobro en las tarifas: Los días de semana y en horario diurno, la bajada de bandera quedó en 36 pesos, mientras que la caída de la ficha se mantuvo en 1,50. En tanto, por la noche, la tarifa ascendió a 37 pesos y la caída de la ficha en 1,65. Estos valores, que según el sector empresarial y los propios conductores de remises quedaron desactualizados, esta tarde podrían sufrir modificaciones.

Sobre esta situación habló con Radio Viva el vicepresidente de la Comisión de Transporte y Tránsito en el Concejo Deliberante, Fabián Olivera. “Acá el problema es que no unificaron criterios en cuanto al aumento. Pero según estimaciones ante los pedidos reiterados de los dueños de empresas y remiseros, la tarifa subirá de 36 pesos a 46 o 47 en la bajada de bandera. Trataremos esta tarde en la sesión del Concejo buscar una solución para los trabajadores del sector que conforme a las partes. Porque no es tampoco dar un aumento cuando no se sabe cómo van a reaccionar los usuarios del servicio”, estimó el Concejal.

Por último, Olivera consideró que de nada va servir otorgar un incremento en la actualización de tarifas cuando el control por parte de la Municipalidad a la actividad sigue postergado. “Están circulando en la ciudad un número de 3mil remises truchos que lo único que hacen es interferir en la actividad de aquellos que están habilitados. Esta ilegalidad tiene que mermar en beneficio de los que tienen todo en regla, de los que están autorizados. Sino, el aumento es un paliativo pero no soluciona el problema de fondo”, insistió.

El nuevo cuadro tarifario en remises y taxis en la ciudad capital, de contar con la aprobación del Concejo esta tarde, entraría en vigencia en Semana Santa una vez que el Ejecutivo municipal reglamente la ordenanza con su firma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *