Breitman pidió cambiar de pareja en el “Bailando”

Esta va a ser una noche complicada“, anunció Marcelo Tinelli este lunes en el Bailando antes de presentar a la pareja de Dan Breitman y Sofía Pachano, quienes llegaron a la pista de la mano de la mamá de la artista, Ana Sanz, para bailar la Salsa de a Tres.

“Fueron salvados por el jurado en la gala de Pop Latino, pero no es que están pasando por un buen momento laboral: se llevan como el traste. Dan ha venido a decir: ‘Yo no bailo, renuncio al certamen‘. Abandonó el otro día el ensayo”, explicó Tinelli. Y, después de repetir algunas declaraciones de Sofía en Siempre Show, el programa que conducen Tomás Dente y Noelia Antonelli, donde aseguraba que era difícil “encontrar un equilibrio” con su compañero, el conductor presentó a la pareja.

“Para mí era un trío que la iba a romper. ¿Qué pasó? ¿Es verdad todo esto que estoy escuchando?”, preguntó Marcelo. “Sí, tenemos problemas. Para mí no es inviable porque, muchas veces, por más que uno no tenga empatía para trabajar puede seguir adelante”, explicó Sofía. Y agregó: “Es difícil, estamos tratando. Tenemos siempre la presión del jurado que quiere que demos lo mejor, porque Dan es un gran artista y un gran bailarín aunque él diga lo contrario. Pero él quiere solamente hacer humor en la previa. Y yo quiero dar todo lo que podemos, porque siento que podemos dar mucho. Esa es la puja“, explicó la hija de Aníbal Pachano, integrante del BAR en el programa.

Sin embargo, Breitman se mostró muy molesto con su compañera. “Me parece que es importante que una pareja tenga empatía, porque no es un trabajo normal. No es una empresa de 25 personas, que tenés problema con una pero tenés otras 18 o 19 con las que te llevás bien. Somos dos y tenemos que trabajar juntos. Y tenemos que estar todo el tiempo juntos. La verdad es que no tenemos empatía, no tenemos química, y eso hace que sucedan algunas cosas”, dijo el actor.

“¿Por qué no hay química?”, quiso saber Tinelli. “¡Qué se yo! La química no sé si se explica”, contestó Dan. Y, haciendo referencia a la presencia de Ana y Aníbal en el estudio, agregó: “Está la madre, está el padre…. Yo pedí que venga mi novio que es el morocho que está allá, para sentir que hay un poco de Breitman en la pista y no sentirme tan desprotegido“.

¿Si la relación es irrecuperable? “Siento que tenemos que hacer terapia. ¿Por qué no lo llaman a Rolón? Porque por ahí esa es la solución, poner un coach. Yo hace un mes que ya no sé cómo hablarle. Le hablo de chongos, del clima, del día… Y bueno, no me quiere. ¿Qué le voy a hacer?”, aseguró Sofía.

“Dice que usted no la quiere…”, lo increpó, entonces, Tinelli a Dan. “No tiene que ver con eso. Me marea un poco el tema. ¿Que me habla de chongos? ¿Cuándo me hablaste de chongos? Tampoco me parece que yo tengo el problema o que yo soy el hijo de puta de la relación. Si no, parece que yo soy el único que tiene el mambo con las cosas y no es así. El otro día vine a un ensayo de baile, de danza, de salsa… Estaban los coaches y era un, dos, tres, paso adelante, pasa el nene, pasa la madre. Era como mucho. Y yo sentía que había como mucha cara de culo, que había muchos malos modos y me fui al carajo. Le pedí disculpas, pero bueno, cuando yo siento que la cosa me sobrepasa me retiro”, contestó Breitman.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *