Son enfermedades que se presentan en mayor medida en invierno. Se realizó una charla con muy buena presencia de las familias.

El área de pediatría y enfermería del Hospital distrital “Cruz Felipe Arnedo” de Clorinda, dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia, realizó una nueva charla informativa, dirigida a las madres, padres o personas a cargo de los más pequeños, sobre la bronquiolitis, una enfermedad viral muy frecuente en otoño e invierno.

La idea fue generar conciencia de la dimensión de la bronquiolitis para que la enfermedad no tenga que derivar en la internación de los chicos y cuadros aún más graves.
“Muchas familias vinieron a conocer cómo prevenirla y detectarla”, comentaron los disertantes a cargo.

Durante la charla se informó que la bronquiolitis es una enfermedad viral, extremadamente frecuente en otoño e invierno, aunque puede producirse en cualquier momento del año, y afecta a gran parte de la población infantil. Se trata de una infección respiratoria aguda que se manifiesta sobre todo en los niños menores de 2 años –en especial en los de menos de 6 meses– y su causa más frecuente (entre el 60 y 80 por ciento de los casos) es el virus Sincicial Respiratorio (VSR).

Síntomas

Agregaron que la enfermedad afecta principalmente a los bronquiolos, pequeños conductos encargados de llevar el aire a los pulmones que, al infectarse, se inflaman y llenan de secreciones. Inicialmente, los síntomas son leves e inespecíficos –secreción nasal y congestión–, por lo que pueden confundirse con un cuadro de resfrío o gripe común.

Después, aparece la tos seca o mocosa y, en ocasiones, fiebre. “Progresivamente, la sintomatología incrementa su intensidad generando dificultad para respirar con la aparición de silbidos o sibilancias; respiración acelerada, de tipo abdominal, y esfuerzo denominado “tiraje” (hundimiento de la piel debajo de las costillas o arriba de las clavículas); así como quejidos y movimiento de apertura de los orificios de la nariz”, expusieron.

En tanto, resaltaron que sobre todo cuando se da en los bebés, puede generar vómitos; inapetencia, palidez y, cuando la falta de oxígeno es considerable, la piel, las uñas o los labios pueden tomar una tonalidad azulada (cianosis), lo cual requiere consulta y tratamiento urgente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *