La 49 Asamblea General de la OEA empezó con una batalla por las credenciales. Es que un grupo de países, liderados por México, Uruguay, Bolivia y Nicaragua, pero también respaldada por los países del Caribe, exigieron que no se reconozca a la delegación venezolana compuesta por los represnetantes del gobierno interino de Juan Guaidó.

En el reclamo, este grupo alegó que Venezuela había decidido retirarse de la OEA, pero la decisión fue recapitulada cuando más de 50 países desconocieron al régimen de Maduro como poder legítimo de Venezuela.

“Quiero llamar la atención sobre el hecho que sobrevuela el episodio de la validez de las credenciales. Si se convalidan las credenciales (por las del enviado de Guaidó) se reconoce un nuevo gobierno de Venezuela y Uruguay eso no lo puede aceptar”, dijo el embajador uruguayo, Hugo Cayrús, quien además anunció que su país decidió retirarse de la Asamblea “sin pretender condicionar, ni ser modelo ni vanguardia de nada” porque, afirmó, se está violando la “institucionalizad de la OEA”.

En cambio, Argentina respaldó a la delegación del Parlamento venezolano: “Venezuela es a un un estado miembro porque hubo una manifestación en ese sentido por parte del AN, por eso reconoce la presencia de Venezuela porque representa al gobierno democrático de ese país”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *