Casi la totalidad de la marihuana que ingresa a la Argentina procede de la República de Paraguay, el principal productor de Sudamérica y el segundo a nivel mundial, y nuestra provincia juega en este entramado delictivo un papel preponderante ya que tiene más de 700 kilómetros de su territorio limita con el país vecino. Por esto, en rigor de verdad, es la puerta de acceso y paso obligado de la droga (fundamentalmente cannabis) que es introducida a nuestro país por bandas narcos que operan dentro y fuera del territorio.

La porosidad de nuestra frontera, en parte seca y en parte fluvial, favorece el tráfico de drogas y convierte a los pueblos y parajes linderos con Paraguay en directos puntos de ingreso naturales muy bien aprovechados por estas bandas narcos para mover la droga desde Paraguay a Formosa, y desde acá a provincias más pobladas del sur y a Chile, el puerto por excelencia desde donde salen los cargamentos que tienen como destino Europa, principalmente España.

Fuente: Diario La Mañana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *