A través de un allanamiento desarrollado en una vivienda de la localidad de San Francisco del Laishí, el secuestro de varios gramos de marihuana y otros elementos utilizados para acondicionar y fraccionar la sustancia, la Policía evitó que se elaboren y distribuyan más de 900 porros. Hay un detenido.

El mandamiento judicial se llevó adelante en la mañana del sábado, como resultado de una investigación impulsada por efectivos de la Dirección General de Drogas Peligrosas en forma coordinada con el Juzgado de Instrucción y Correccional contra el Narcocrimen, en torno a un expediente judicial por venta de drogas al menudeo.

De esta manera, la investigación desarrollada condujo a los auxiliares de la Justicia a establecer la identidad del presunto dealer, reuniendo -luego de varios días de trabajo de campo- los elementos de prueba suficientes para solicitar a la Justicia la orden de allanamiento para el domicilio del sospechoso.

El procedimiento estuvo a cargo de los efectivos de narcóticos y se contó con la colaboración del personal de la comisaría local e integrantes del Destacamento de Desplazamiento Rápido (DDR).

En presencia de testigos se secuestraron varios gramos de sustancia compacta, cogollos, como así fracciones en envoltorios de marihuana, balanza, dinero en efectivo, elementos de fraccionamiento y acondicionamiento para la fabricación de bagullos y un teléfono celular.

Durante el allanamiento realizado no se encontró al dealer pero sí a un familiar del sospechoso, que fue detenido por entorpecer el procedimiento, y se lo trasladó a la sede policial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *