La empresa estatal Integración Energética Argentina Sociedad Anónima (Ieasa, ex Enarsa) expuso su “Plan de Acción” en el cual descartan la reactivación este año de obras del Gasoducto del NEA en lo inmediato

El Plan de Acción de la empresa estatal Integración Energética Argentina Sociedad Anónima (Ieasa, ex Enarsa) fue aprobado por el Ministerio de Hacienda de la Nación, que prevé una disminución del transporte diario promedio de gas natural a través del gasoducto Juana Azurduy, desde Bolivia, hasta alcanzar cerca de 13,5 millones de metros cúbicos.

En cuanto a la importaciones de GNL, el volumen a regasificar durante el 2019 se ubica “en torno de los 7 millones de metros cúbicos diarios, con marcada estacionalidad durante los meses de menores temperaturas”, precisó el Plan de Acción de Ieasa.

Adicionalmente, indicó la empresa, “se prevé repetir la experiencia exitosa de importación desde la República de Chile a través del gasoducto Andes”.
En otro orden, el Plan de Acción de la compañía descartó para este año la reactivación de la suspendida construcción del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), iniciado en 2015.

La obra permitirá ampliar el actual sistema de transporte de gas natural de las provincias de Salta, Formosa, Chaco y Santa Fe, mediante el transporte de 9.000.000 de m3 por día, destinados al consumo residencial e industrial del sector y reforzar el sistema existente.

El proyecto original incluía a Corrientes y Misiones, con 4.144 kilómetros de cañerías, de los cuales 1.484 correspondían al Gasoducto Troncal y el resto serían derivaciones a las localidades cercanas a su trazado.

El año pasado “se continuó avanzando en la construcción de las etapas 1 y 2, se inauguró parte del trazado troncal (Santa Fe) inyectándole fluido, pero en agosto de 2018 las obras fueron paralizadas, no previéndose su reactivación durante 2019”, concluyó el Plan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *