Compromiso con el cuidado ambiental

Estudiantes secundarios de la EPES N° 8 de la localidad de El Espinillo comprometidos con el cuidado ambiental, una necesidad mundial que empieza desde lo local.

Estudiantes de la EPES N° 8 El Espinillo se sumaron a las millones de personas que salieron a las calles en todo el mundo, en el marco de la Marcha Climática Mundial, una semana entera de protestas iniciada por el movimiento juvenil ‘Viernes por el Futuro’ (Fridays for Future).

El compromiso ecológico de los adolescentes fue acompañado y desarrollado desde áreas curriculares, a través de un proyecto denominado “Revolución Verde”.

La Docente Laura Ayala fortaleció esta iniciativa desde la materia Ciencias Naturales y reforzó este compromiso junto a la comunidad educativa.

Al respecto, la Prof. Laura Ayala, dijo: “El Proyecto Ambiental denominado “Revolución Verde” se desarrolla en el marco del día de la conciencia ambiental, y también, para como iniciativa de los estudiantes para sumarnos a la marcha Mundial contra el cambio climático.

En esta oportunidad no quisimos estar ausente y como profesora responsable he presentado el proyecto para desarrollar distintas actividades”.

Los adolescentes, protagonistas de estas acciones, compartieron sus experiencias a través de una mirada generacional acerca de los impactos del cambio climático enfatizando el compromiso que debe asumir la sociedad.

En este aspecto, la Estudiante Dina Salinas, se unió desde su lugar a la marcha mundial llevando la propuesta a la escuela, que coincide con los contenidos que desarrollan desde el área de química, espacio donde averiguan e investigan de qué manera los gases inorgánicos afectan los ecosistemas, y así es que estos adolescentes interpelados por la realidad que los afecta se movilizan para poder aportar desde sus lugares al cambio necesario para un planeta más saludable.

También, comparte la experiencia la estudiante Yanela Yaquet que sumo a todas estas actividades las Eco Botellas. Son envases de plástico rellenas con envoltorios, bolsas y paquetes de ese material y que tienen que pesar alrededor de medio kilo.

Es una iniciativa de una fundación “llena una botella de amor Argentina” que recolecta todo lo que puede reciclarse y transformarse en madera plástica para, por ejemplo, hacer juegos para chicos.

Este tipo de aprendizajes en el ámbito escolar es una oportunidad de articulación de diferentes propuestas, actividades y acciones desde la institución junto con la comunidad, en pos de la construcción de lineamientos para políticas públicas más sustentables en materia ambiental. Además implican el fortalecimiento de una democracia participativa abierta al diálogo, a la escucha y al trabajo conjunto.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *