Condenan a más de 40 años de prisión a dos curas

Los sacerdotes Nicola Corradi y Horacio Corbacho fueron condenados a 45 y 42 años de prisión por los abusos sexuales cometidos en el Instituto Próvolo, la escuela para niños y adolescentes sordos que funcionaba en Luján y dependía de esa orden de la iglesia católica. El exjardinero, Armando Gómez, fue condenado a 18 años de prisión.

La sentencia dictada por el Tribunal Penal Colegiado es histórica y tiene trascendencia mundial. Es que es la primera vez que la justicia ordinaria condena a protagonistas de esa institución y reconoce que había un perverso sistema que permitía los abusos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *