Disminuyeron los índices de tabaquismo y consumo de alcohol

Los datos oficiales de la 4ª Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) de 2018, revelaron diferentes aspectos vinculados a la calidad de vida de los formoseños. Entre ellos se destaca que en la provincia bajó el consumo de alcohol episódico excesivo en los últimos años, pero se mantuvo el tabaquismo.
Este relevamiento, que se hace periódicamente a nivel nacional, se realizó en localidades de 5.000 o más habitantes, y contempla a personas mayores de 18 años. Coordinado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), a través de un convenio que se firmó con la Secretaría de Salud de la Nación para evaluar los contenidos que abordó el estudio de campo, anteriormente también se efectuó en 2005, 2009 y 2013.
El informe señala que entre los factores de riesgos comportamentales en Formosa, los principales resultados mostraron que la prevalencia de consumo de tabaco fue el año pasado del 18,5%, lo que muestra un descenso desde la ENRF 2005 (22,6%) hasta la cuarta edición. El mismo a nivel nacional resultó mayor en varones (26,1%) que en mujeres (18,6%). El 50% de los fumadores actuales de cigarrillos intentó dejar de fumar durante el último año, en Formosa (29,6%).
La exposición de humo de tabaco ajeno muestra un aumento continuo entre la ENFR 2013 y la efectuada en 2018 la exposición en el hogar pasó del 20,3% al 23,1%, pero se marcaron descensos en lugares de trabajo, bares y restaurantes.
De acuerdo a las conclusiones, la legislación vigente e implementación de la normativa que indica que no se puede fumar en lugares públicos cerrados contribuyó a este resultado.
Por otra parte, la encuesta evidenció que en los últimos años, y acompañando la tendencia internacional, se reflejaron cambios en la modalidad y patrón de consumo de bebidas alcohólicas lo cual es altamente preocupante en adolescentes, especialmente en las mujeres. La edad de inicio es cada vez más temprana. Según datos de la tercera Encuesta Mundial de Salud Escolar 2018, el 77,1% de los adolescentes consumió alcohol por primera vez antes de los 14 años.
El indicador de consumo de alcohol excesivo y regular muestran una tendencia ascendente específicamente durante la encuesta realizada en el año 2013 pero bajó respecto de la última.
La investigación también señala que a nivel país es cinco veces mayor en los jóvenes que en los adultos de mayor edad y el triple en varones respecto de las mujeres, y además indica que sin embargo, con respecto al género, esta tendencia es inversa en los adolescentes, donde el consumo de tabaco y alcohol es mayor en las mujeres en relación a los varones.
Cabe destacar que la ENFR aborda también otros aspecto de vital importancia, como la salud general y calidad de vida, la actividad física, la alimentación, el peso corporal, la diabetes, la hipertensión arterial, el colesterol, la seguridad vial y la prácticas preventivas de cánceres prevalentes.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *