El Tribunal no hizo lugar a la solicitud de descalificación del club de Núñez por los incidentes ocurridos en el Monumental antes de la revancha de 2018. Y ratificó el título obtenido por el equipo de Gallardo en Madrid, tras vencer 3-1.

Cuatrocientos treinta y siete días después de aquella frustrada final de la Copa Libertadores que River y Boca debían disputar en el Monumental, que se suspendió por el ataque al micro que trasladaba a la delegación visitante y que terminó jugándose en Madrid, el Tribunal de Arbitraje Deportivo decidió no hacer lugar al reclamo del club de la Ribera y mantuvo el resultado deportivo de esa serie que consagró al Millonario, al que sancionó solo con dos partidos a puertas cerradas en la próxima edición del torneo continental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *