Los jóvenes acusados de matar a Fernando no la están pasando bien en la cárcel.

Los diez rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa se enojaron con los empleados de la cárcel de Dolores, en la que están alojados.

“Vos trabajás para mí. Yo te pago el sueldo. Hacé lo que te digo porque sos mi empleado”, habría reclamado uno de los rugbiers a un guardiacárcel, según informó la periodista Sandra Borghi en Nosotros a la mañana.

“Nos tiene como negros de mierda en este lugar. No nos respetan. No nos dan los derechos que tenemos. Vivimos como ratas, nos quieren matar”, dijeron, según Diariouno

Ya en las últimas horas, la periodista de Dolores Paola Atayro había revelado que los chicos “tienen mucha actitud soberbia y todavía no bajaron a la realidad de que mataron a una persona”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *