El árbitro argentino Fernando Rapallini resultó el principal protagonista en el primer clásico entre Gremio e Internacional de Porto Alegre jugado en el marco de la Copa Libertadores. A raíz de un tumultuoso y escandaloso final, por agresiones entre jugadores de ambos equipos, el juez debió expulsar a ocho futbolistas.

El ‘Gre-Nal’ -como se denomina al mayor clásico de Brasil– era el 424 entre ambos clubes vecinos, que se jugó este jueves por la noche con 50 mil espectadores. En el estadio Gremio Arena, finalizaron empatados sin goles en un encuentro en el que se mostró más acciones vehementes que de juego.

Ya a los dos minutos de iniciado hubo encontronazos entre varios profesionales por una fuerte falta que recibió el delantero del local, Diego Souza. De aquí en más el desarrollo resultó muy tenso, con jugadores muy exaltados por momentos.

El punto culminante se presentó a escasos minutos del final, donde se profundizó el juego fuerte que terminó en una gresca de proporciones entre la mayoría de los protagonistas que estaban en el campo y con varios que ingresaron desde el banco de suplentes.

Abundaron trompadas y puntapiés mientras Rapallini y sus colaboradores trataban de recomponer el orden, sin perder detalles de quienes eran los más revoltosos y agresivos, para finalmente mostró la tarjeta roja a cuatro jugadores de Gremio -tres de campo y uno suplente- al igual cantidad que para los de Internacional, dirigido por el entrenador argentino Eduardo Coudet.

Por Gremio resultaron expulsados Luciano, Pepe, Caio Henrique y el suplente Paulo Miranda. Los de Internacional fueron, el defensor argentino Víctor Cuesta, junto a sus compañeros Edenilson, Moises y el suplente Bruno Praxedes.

Al margen, en el conjunto conducido por el Chacho Coudet, además del ex zaguero de Independiente y Arsenal, otro argentino titular en la plantilla fue el volante central Damián Musto; mientras que el delantero Andrés D’Alessandro ingresó durante el segundo tiempo y completaron la grilla de argentinos, Renzo Saravia y Martín Sarrafiore desde el banco de relevos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *