Restringió el ingreso de clientes y espació los asientos dentro del local

El gerente del Banco de la Nación Argentina Sucursal Formosa, Rubén Oscar Schreiber, informó las nuevas medidas que adoptó la entidad para controlar el efecto contagioso de la pandemia entre sus clientes. Señaló que todos los servicios están operativos y que la atención al público no se resintió.

Schreiber precisó que la sucursal de 25 de Mayo y el anexo operativo por calle Fontana continuarán abiertos en los horarios habituales (de 7 a 11.45) de atención al público.

Para reducir las posibilidades de contagio dentro de los dos edificios, Nación empezó a aplicar desde ayer una serie de medidas preventivas que se circunscriben dentro de los protocolos sanitarios: “Se restringió el acceso de las personas a un número de 20 a 25 por vez; como también se espació los asientos dentro de los salones, y se dividió con una malla el mostrador de atención directa al público, para que no haya ningún tipo de contacto más que por la voz”, explicó

Por último, Schreiber pidió paciencia a los clientes que frecuentan la sucursal y explicó que las recientes directivas adoptadas responden a un contexto excepcional.

“El Banco seguirá trabajando dentro de la normalidad que permite el estado de alerta que genera una pandemia. Todos los servicios se mantienen con las precauciones necesarias para mitigar un posible proceso contagioso por la aglomeración de personas. Entendemos que no son medidas puramente efectivas, pero están al alcance de la entidad. De lo contrario tendríamos que cerrar las puertas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *