El Gobierno de Formosa, por medio del programa FONTEX, se encuentra en plena producción de barbijos y mamelucos de seguridad para el sector sanitario de la provincia, así como para todo el personal afectado a tareas de control que lo requieran.

“La provisión al sistema de salud provincial se viene realizando desde hace tiempo por medio de la confección de kits quirúrgicos, sábanas hospitalarias y otros elementos. Y ahora, desde que se tomó conocimiento de la necesidad de contar con este material específico; se gestionó, por un lado, la compra de las maquinarias e insumos y por otro lado, se inició la capacitación respectiva” comentó el subsecretario de Desarrollo Económico, Horacio Cosenza.

A través del Ministerio de Economía, se procedió a la compra de máquinas de ultrasonido termo selladoras, para la confección de barbijos en “tela no tejida”, que tiene la particularidad de no dejar pasar prácticamente ninguna partícula y por ello no se realizan costuras; pues las puntadas perforan los tejidos y aumentan la porosidad de la misma.

Por otra parte, los mamelucos, son realizados en tyvek, un material ligero, flexible y resistente al agua, a los productos químicos, a la abrasión y al desgaste y poseen las costuras selladas con una cinta de similares características.

Se estima una producción semanal inicial de 1.000 barbijos y 40 mamelucos, la cual será enviada a la Unidad de Compra de Productos e Insumos Medicinales (UCPIM) y desde allí será distribuida a los agentes sanitarios y de control.

El subsecretario Cosenza advirtió que, si bien se tiene una amplia demanda a raíz de la sobreinformación y la preocupación general reinante, se manejan con la recomendación de la OMS y el Ministerio de Salud de la Nación de utilizar barbijo o mascarilla sólo si se presentan síntomas, si se está cuidando a una persona con sospecha de infección por COVID19 y, sobre todo, debe combinarse con higiene frecuente de manos. Es por ello que la producción está enfocada en asistir al sistema de salud primordialmente.

“Tenemos que destacar que se trata de producción local, de manos formoseñas que están sumando su esfuerzo frente a una situación difícil para todos y poniendo lo mejor de sí. Esto, no sería posible sin la decisión política del gobernador Gildo Insfrán, quien el 2011 instituyó este programa que nos permite hoy autoabastecernos de elementos fundamentales como provincia”, indicó.

Por último, reiteró la importancia de ser responsables a la hora de compartir información, chequear las fuentes, cumplir las medidas solicitadas por el Gobierno Nacional y particularmente del Consejo de Atención Integral a la Emergencia (COVID-19).

“Quedémonos en casa para cuidarnos y valorar a quienes, como el personal del FONTEX, no pueden hacerlo. Cumplir con el aislamiento social es nuestra principal arma en estos momentos”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *