Tres nuevas muertes en pocas horas elevaron a 63 el número de víctimas fatales en la Argentina por efecto del coronavirus: pasada la medianoche, en la provincia de Neuquén falleció un hombre de 64 años que había sido internado días atrás en el Hospital de Zapala por un cuadro respiratorio grave. Esta mañana, en la ciudad de Buenos Aires se produjo el deceso de una persona de 68 años que estaba ingresada en la Clínica Zabala con asistencia respiratoria y un cuadro de hipertensión arterial.

En tanto, sobre el mediodía se informó que falleció una mujer de 61 años que vivía en la provincia de Tucumán: estaba hospitalizada en el Sanatorio 9 de Julio desde el 31 de marzo con una insuficiencia respiratoria y sufrió una falla multiorgánica y un shock séptico.

En el caso del sur del país, la muerte se produjo pasada la medianoche de hoy en el mismo centro asistencial donde el lunes había fallecido otro paciente por la misma enfermedad. Ambos eran vecinos de la localidad de Loncopué y las autoridades investigan cómo se produjeron los contagios, porque no había antecedentes de viaje.

Es el cuarto fallecimiento que se registra en Neuquén, que tiene más de 50 casos de COVID-19 confirmados. El número es alto en comparación con otras regiones del país, pero esto tiene relación directa con que se trata de la primera zona que comenzó a realizar test en su propio laboratorio, sin necesidad de tener que pasar por el Instituto Malbrán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *