Tenía que hacer una tarea del cole y conmovió a todos

Un alumno de 11 años de la escuela General Espejo, de Luján de Cuyo en Mendoza, realizó una obra que conmovió a su comunidad. Se trata de una tarea de plástica que los estudiantes de sexto debían hacer «con lo que tengan en casa».
Luciano utilizó los elementos que había en su patio y «dibujó» un dinosaurio: barro para el cuerpo, polvo de ladrillo para las espinas y palitos para las garras y escribir su nombre. Lo que en otro contexto podría significar una actividad más, en medio de la crisis generada por la pandemia de coronavirus, tuvo un fuerte impacto.
«Me da una satisfacción enorme rescatar esos trabajos de los chicos, que a pesar del entorno, tienen ganas de seguir adelante. Eso valoriza mucho más su obra», expresó Claudia Arabena, maestra de plástica.
Para el niño, la tarea fue «un juego», en el que participó con su hermano de 4 años. Para no sumar demasiadas exigencias, las tareas de plástica se envían cada dos semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *