Mercadito: Comerciantes preocupados

La situación de quienes han debido dejar sus puestos en la zona del Mercadito es preocupante. Algunos de ellos solo tenían como ingreso lo que percibían de sus ventas diarias, otros se endeudaron para poder pagar el mes de alquiler y hay quienes se quedaron con mercadería que no pudieron vender.

El señor José Frías es uno de los tantos trabajadores que está a la deriva desde que el Mercadito cerró sus puertas por los trabajos de remodelación que encaró el Municipio y, además, por los efectos de la pandemia y el aislamiento social, preventivo y obligatorio, se quedó como tantos otros, sin la posibilidad de ir a un lugar como el que estaba preparado para reubicar a quienes fueron sacados de manera preventiva del viejo edificio de las calles Brandsen y Belgrano.

“No podemos hacer nada, ni siquiera atender con la puerta cerrada. El martes de la semana pasada estábamos adentro del local con mi señora y vino la policía. Nos hicieron una multa porque estábamos ahí”, comentó un comerciante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *