El descuido de Susana Giménez

En mayo, sabiendo que este año no va a salir al aire con su programa, Susana Giménez abandonó su mansión de Barrio Parque para continuar con la cuarentena en Uruguay. Con el trámite para convertirse en ciudadana uruguaya iniciado, la dejaron cruzar la frontera. Desde entonces pasa sus días en La Mary, la chacra que tiene en Punta del Este. La acompaña su hermano menor, Patricio Giménez, y según descubrió la semana pasado su estilista, Miguel Romano, también su hija, Mecha Sarrabayrouse.

Instalada en uno de sus lugares predilectos, la diva suele compartir el día a día con sus fanáticos. En las redes sociales se la puede ver jugando con sus perros, con la famosa Rita, que ya le trajo más de un disgusto, disfrutando del aire libre con todas las mascotas, o dándole de comer a los peces que tiene en su laguna. En su caso, suele mostrar todo; lo que la favorece y lo que no. Si bien esto suele traerle más de un inconveniente, ella sigue firme en su postura, sin renegar de las críticas.

En las últimas horas, en este minuto a minuto que se parece a un reality sobre su vida, fue Pato, quien la filmó yendo a hacer las compras. Luego de bajar del auto, se percató de que no se había puesto el tapabocas. “Ay, salimos sin barbijo”, le dijo ella y Patricio le respondió: “¿Buscamos el barbijo?”. Cumpliendo con los protocolos, la conductora, se puso firme: “Si, no se puede salir sin barbijo. Lo odio, porque se me clava en la cara”.

Por otro lado, aprovechó el momento para contar otras incomodidades que le trajo acarreado su uso. No solo es la molestia que le genera en la cara, sino a la hora de colocárselo. “Ayer fui a la peluquería y cuando volví, que siempre me lavó las oreja, me toqué y dije: ‘¿Qué tengo acá?’, era como una marca… y claro, era el elástico del barbijo, que me hizo una marca. Me asusté. Pero bueno, hay que acostumbrarse”.

Acto seguido, no dudó en criticar a su hermano, mientras buscaba el suyo dentro del vehículo para colocárselo. “¿Vos tenés el tuyo o te lo alcanzo? Es horrible ese que tenés. Encima tenés ese verde, bordó, celeste…”, finalizó con toda la gracia que la caracteriza. El muchacho se rió del reto y lo tomó con mucho humor. Incluso, mostró el que estaba usando. Parece que, según resaltó él más tarde, que no le gusta que los use tan grande, que no se le vea prácticamente nada de la cara.

Para sus seguidores, tampoco pasó por alto el atuendo de Su. Coqueta como pocas, no sale a la calle sin antes loockearse para la ocasión. No le importa si va a una fiesta o, como en este caso, al supermercado para abastecerse de provisiones. La cuestión es verse elegante de pies a cabeza. Para esta ocasión, lució una campera de plumas en color negra con detalle de cuello en piel y mangas con dibujos bordadas. Para completar su look, la diva eligió unos anteojos de sol XXL en negro.

Así, pasó una aventura más en la vida de la conductora. Una de las tantas con la que suele robar sonrisas. La semana pasada, por ejemplo, acudió a la nostalgia, a sus años de juventud. Compartió una imagen de la primera publicidad que realizó en Córdoba, lugar al que iban todos los veranos con su familia de vacaciones.

También hizo un recorrido por uno de los lugares predilectos de La Mary. Mostró el sitió en el que todas las tardecitas se sienta a leer un libro, al resguardo y el calor de la chimenea encendida. Allí, como decoración, tiene un impresionante cuadro de Frida Kahlo. No fueron pocos los que le preguntaron por ese detalle, y ella tuvo que salir a aclarar que se trata de un replica, que ese cuadro, en esa dimensiones cuesta una fortuna. ¡Y si lo dice Su!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *