Un preso se fugó del Hospital Central

Un detenido se fugó este miércoles a media mañana del Hospital Central de esta capital, hasta donde había sido llevado bajo custodia para ser asistido por un problema de salud.

Minutos después de las 9, el interno fue trasladado desde la Comisaría Seccional Sexta donde estaba alojado, con las medidas de seguridad reglamentadas para tipo de actividades externas. Al llegar al centro asistencial descendió del móvil esposado, seguido de cerca por un oficial de esa dependencia policial, tras lo cual ingresó al edificio para cumplir con una atención médica programada.

El detenido entró por la guardia del hospital acompañado de su custodia y se dirigió caminando hasta el sector en el cual iba a ser asistido, donde permaneció -ya sin esposas- esperando el arribo del médico. Sin embargo, en circunstancias que son materia de investigación, aprovechó la presencia de otras personas en el lugar y escapó del predio por una puerta posterior, tras lo cual comenzó a correr ganando rápidamente la calle.

La maniobra fue advertida por otros médicos y enfermeros del hospital y también por el policía, y enseguida se puso en marcha un amplio operativo para dar alcance y recapturar al fugitivo.

Efectivos de varias dependencias policiales formaron un enorme cerco en todo el casco céntrico y barrios adyacentes para rodear y apresar al evadido, con un gran despliegue de policías y móviles de la institución.

Sin embargo, recién cerca del mediodía pudieron dar el hombre, que en ese momento deambulaba por costa del río Paraguay, debajo de la costanera “Vuelta Fermoza”, probablemente con intenciones de cruzar a la ciudad de Alberdi. Policías del Destacamento que funciona en ese sector de la ciudad detuvieron al sujeto, quien no ofreció ninguna resistencia, y, nuevamente esposado, fue subido a la camioneta y trasladado hasta la Seccional Sexta donde quedó alojado a disposición del juez de turno.

Con relación al oficial que tenía a su cargo al interno, se informó que deberá afrontar una causa administrativa ante la Jefatura de Policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *