Colo Colo cayó ante Wilstermann y quedó fuera de todo.

Colo Colo firmó un nuevo papelón en Copa Libertadores tras caer 1 a 0 de local ante Jorge Wilstermann y ni siquiera irá a Copa Sudamericana, pues Peñarol se quedó con el cupo tras vencer 3 a 2 a Athletico Paranaense de forma paralela y dejó a los albos en el último puesto del Grupo C.
Primer fracaso para Gustavo Quinteros, aunque no es culpable del infumable 2020 que ha vivido un elenco de Macul que tenía a los torneos continentales como único bastión de dignidad. Ahora, los dirigidos por el ex DT de la UC tendrán que enfocarse en permanecer en Primera División en una de las peores crisis de su historia.
El único tanto del partido fue a los 88′. Después de buscar el gol durante todo el partido, el Cacique se desplomó y Moisés Villarroel sorprendió con un remate desde fuera del área que rebotó en Branco Provoste y se desvió hacia el arco de Brayan Cortés.
El elenco de Cochabamba puso un cerrojo desde el minuto uno en el Estadio Monumental y le funcionó. Por ello, durante casi todo el duelo se vieron a los once jugadores del Wilstermann en su propio campo, apelando a alguna genialidad del argentino Patricio Rodríguez para atacar en la contra.
Los albos apenas llegaron a la portería rival en el primer tiempo, siendo un remate de lejos de Brayan Véjar a los 24′ lo mejor de un conjunto dueño de casa que tenía el balón pero no tenia ideas.
Consciente que la igualdad no servía, el conjunto chileno pareció salir con una nueva actitud a la segunda parte, con mucho más presión. Además Quinteros metió toda la carne a la parrilla: A los 60′ entraron Nicolás Blandi y Javier Parraguez por unos bajísimos Esteban Paredes y Esteban Valencia. El ex San Lorenzo tuvo la más cercanas: un cabezazo sobre el larguero a los 63′ y otro al palo en el último minuto.
Incluso entró Iván Morales por Opazo a los 83′ y los nacionales terminaron con tres ‘9’ en cancha. Pero pese a los cambios ultraofensivos, los forasteros siguieron defendiéndose bien y salvo las ocasiones de Blandi, nunca se vieron complicados en el complemento e incluso pudieron llevarse una ventaja mayor. Cortés debió meter un excelente manotazo para despejar un tiro de Rodríguez a los 65′ y Gilbert Álvarez casi anotó con un cabezazo a los 70′.
Quedó en evidencia que el cuadro de Pedrero no sabe a lo que juega. Los centros de Óscar Opazo y de Brayan Vejar, y de Ronald de la Fuente desde los 73′, terminaban en cualquier lado menos cerca de la portería de Arnado Giménez. No fue suficiente ante un Aviador que hizo el negocio y que con el gol sobre el final se metió a los octavos de Libertadores junto al Paranaense.
Así Colo Colo cerró una nueva pésima participación continental, donde salvo la clasificación a cuartos en 2018 solo ha sabido de eliminaciones prematuras. El próximo desafío será en el torneo local ante Everton el próximo miércoles. Al Cacique ahora solo le queda enfocarse en no descender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *