Defensa y Justicia se quedó sin octavos sobre el final.

El equipo de Hernán Crespo dependía de sí mismo para clasificarse y ganaba, pero el local se lo dio vuelta con un gol agónico.
Defensa y Justicia visitó al Santos de Brasil con el marco favorable de depender de sí mismo en la búsqueda del pasaje a los octavos de final de la Copa Libertadores, aunque para lograrlo sin esperar por otros resultados debía ganarle en su propia casa al líder del grupo G. Le ganaba 1 a 0, pero lo perdió de manera increíble por 2 a 1 en el descuento. El consuelo es que jugará la Copa Sudamericana.
Defensa arrancó con muy buenas intenciones como visitante en una cancha difícil, pero un grosero error casi le cuesta la derrota parcial. Arthur Gomes se encontró con una pelota en la medialuna del área y remató. Era gol, pero se desvió milagrosamente en un defensor rival y se fue al córner.
El partido se hizo de ida y vuelta y se transformó en partidazo, con innumerables jugadas para ambos equipos, atajadas prodigiosas y varias llegadas desperdiciadas. Sin embargo, no se quebraron en el 0 a 0 en el primer tiempo.
A los 6 del segundo tiempo llegó el gol de Defensa, gracias a una jugada de Ciro Rius, Pizzini y Braian Romero, responsable de empujarla y festejar con todos los suplentes.
No frenó la intensidad del partido y cada equipo tenía chances claras. Hasta que en una jugada del local, a 13 del final, Braga la empujó adentro para el 1 a 1.
Llegó el gol de Delfín en Paraguay y Defensa seguía clasificándose a octavos de final, ahora por cantidad de goles a favor, ante la igualdad en la diferencia de tantos con aquel equipo.
Crespo pidió dos líneas de cuatro jugadores, pero insólitamente su equipo quedó desprotegido y Santos logró el 2 a 1 a través de Leonardo, en el descuento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *