Vélez y Huracán quedaron a mano con dos golazos

El Fortín y el Globo arrancaron en la Copa de la Liga Profesional con un 1-1 en Liniers.

Vélez Sarsfield y Huracán empataron 1 a 1, en el José Amalfitani, por la primera fecha del Grupo 6 de la Copa de la Liga Profesional. Un golazo de Norberto Briasco, en el primer tiempo, abrió la cuenta y la igualdad la consiguió, con otro gol de gran factura, Ricardo Álvarez, en el segundo período.

Para este partido, Mauricio Pellegrino decidió introducir nueve modificaciones en relación a los once que arrancaron ante Peñarol, por la Copa Sudamericana, el miércoles pasado.

Y esta nueva formación dejó una mejor imagen, con mayor volumen de juego y ritmo. Mantuvo el control al inicio, hasta que Huracán -muy renovado con respecto del equipo del certamen anterior- empezó a afirmarse y a generar peligro con las apariciones del inquieto y punzante Norberto Briasco.

Justamente el delantero del Globo cerró un contrataque, nacido en Civelli y continuado en Garro, con un pase preciso, para recibir sobre la punta y sacar un espléndido derechazo bajo y cruzado que se transformó en el 1 a 0, a los 36 minutos.

Vélez, durante su momento de dominio, no consiguió generar chances claras, excepto una maniobra de Tarragona, enganchando y eludiendo entre tres rivales para sacar un derechazo que salió cerca del ángulo superior, a los 24 minutos.

Los primeros veinte minutos del segundo tiempo tuvieron a Vélez ejerciendo un asedio constante sobre el área de Huracán. El debutante Facundo Cambeses tuvo dos intervenciones fundamentales: a los 2 minutos desvió al córner un tiro libre de Ricky Álvarez y un minuto después le tapó un fortísimo disparo frontal a Facundo Cáseres.

Hasta que a los 10 minutos, otro tiro libre de Ricky Álvarez mostrando la exquisitez de su pie izquierdo introduciendo la pelota por un ángulo determinó el 1 a 1.

El ingresado Luca Orellano, con su veloz gambeta y su atrevimiento, influyó en la mejoría ofensiva del local.

De a poco Huracán fue ajustando la marcas, cubriendo los espacios y volvió a pensar en el arco de Hoyos. Siempre con Briasco como estandarte. Un disparo suyo motivó una buena respuesta de Hoyos, a los 25.

En los instantes finales, los dos dispusieron la chance para un agónico triunfo. Primero, Huracán con un gran desborde -una vez más- de Briasco con centro al medio que Cordero mandó cerca del travesaño. Y luego, Vélez, con un gran pase de Lucero a Janson, quien se tiró a centímetros de la línea de gol pero no alcanzó a conectar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *