EE. UU interceptó un misil

Por primera vez en el impulso del Pentágono para desarrollar defensas contra misiles balísticos de alcance intercontinental capaces de atacar a Estados Unidos, un interceptor de misiles lanzado desde un barco de la Armada estadounidense en el mar golpeó y destruyó un misil balístico simulado en vuelo el martes, dijeron las autoridades.

La última versión de un misil Aegis SM-3 construido por Raytheon Missiles & Defense fue disparada desde un destructor de la Marina de los Estados Unidos situado en el Pacífico, al noreste de Hawai.

Su objetivo era un misil balístico intercontinental simulado que había sido lanzado desde un campo de pruebas de Estados Unidos en el atolón Kwajalein en las Islas Marshall. El misil objetivo no estaba equipado con señuelos u otros sistemas sofisticados del tipo que un interceptor de misiles estadounidense podría enfrentar en un ataque real.

Las pruebas anteriores contra objetivos de misiles balísticos intercontinentales habían utilizado interceptores lanzados desde silos subterráneos en los Estados Unidos. Si otras pruebas más desafiantes resultan exitosas, el enfoque basado en barcos podría aumentar la credibilidad y confiabilidad del sistema de defensa antimisiles existente del Pentágono.

Corea del Norte se ha abstenido recientemente de realizar pruebas de vuelo de misiles balísticos de alcance intercontinental y no ha continuado con sus pruebas nucleares. Pero las intenciones del líder norcoreano Kim Jong-un son inciertas mientras el presidente electo Joe Biden se prepara para asumir el cargo, sucediendo al presidente Donald Trump.

Es probable que la medida de Estados Unidos para agregar una defensa basada en el mar contra los misiles balísticos intercontinentales haga que China sienta la necesidad de expandir aún más su arsenal de misiles de largo alcance, dijo Hans Kristensen, experto en armas nucleares y misiles de la Federación de Científicos Estadounidenses.

La defensa antimisiles ha sido durante mucho tiempo un punto de fricción en las conversaciones de control de armas de Estados Unidos con Rusia.

Hill no mencionó ningún país por su nombre, pero Corea del Norte es la principal preocupación de Estados Unidos.

“Es probable que tenga un efecto aplastante sobre las perspectivas de nuevos acuerdos de control de armas y también proporcionará motivación (o justificación) para que Rusia y China diversifiquen y aumenten sus arsenales de armas nucleares”, escribió en Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *