Cuatro líneas de créditos

El ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Jorge Oscar Ibáñez, brindó detalles acerca del Plan de reactivación e inclusión financiera para PyMEs que presentó, días atrás, el presidente de la Nación, Alberto Fernández. El anuncio fue durante la nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19.

Ibáñez señaló que “Se trata de cuatro líneas de financiamiento destinadas a la inversión productiva de proyectos de mediano y largo plazo para los sectores industriales, agroindustrial y de servicios”.

Precisó que consiste “en un paquete económico que incluye créditos directos a través del Fondo de Desarrollo Productivo (FONDEP) y financiamiento vehiculizado a través de la banca pública y privada. Las tasas subsidiadas van de 18% a 25% de acuerdo a cada caso”.

En ese contexto, el funcionario señaló que las cuatro líneas de inversión productiva e inclusión son: sin intervención bancariacon banca pública y privadade proyectos estratégicos con banca pública; y de proyectos de desarrollo federal.

En el primer caso, son créditos directos sin intervención bancaria vía el FONDEP, para financiar proyectos que generen valor agregado en micro y pequeñas empresas y cooperativas que no suelen ser sujetos de crédito.

Los créditos financiarán hasta 15 millones por proyecto, con un plazo de hasta 7 años y una tasa del 18% para bienes de capital nuevos, construcción e instalaciones, sin tope. El monto total de la línea es de 3.500 millones de pesos.

En segundo lugar, la línea de inversión productiva para PyMEs con banca pública y privada para pequeñas y medianas empresas, está destinada a financiar la adquisición de bienes de capital, con un tope del 30% de bienes importados y construcción; o ampliación de instalaciones con un tope del 30% con hasta 5 años de plazo.

Los créditos cubrirán hasta 70 millones de pesos por PyME, con 6 meses de gracia y una tasa bonificada del 25%, el 30% establecido por el Banco Central de la República Argentina con un 5% subsidiado; y estará bonificada durante los primeros 24 meses.

Respecto a la línea de inversión productiva de proyectos estratégicos con banca pública, es para la producción nacional destinada a mipymes y grandes empresas con un plazo de hasta 7 años para proyectos estratégicos que involucren la ampliación de capacidad exportadora y generación de empleo. Se brindará hasta 250 millones de pesos por empresa,

con una tasa del 22% hasta 12 meses de gracia.

Por último, la línea de desarrollo federal con la entidad bancaria estará definida por cada provincia y será para la adquisición de bienes de capital nacionales, construcción y ampliación de instalaciones con un tope de 20%.

Se darán 400 millones de pesos por provincia, monto máximo por proyecto de hasta 20 millones de pesos, en un plazo de hasta 5 años, hasta seis meses de gracia del capital, con una tasa bonificada por el FONDEP del 22% y garantía del FOGAR por el 50%.

Además, habrá un cupo exclusivo, del 20%, para empresas lideradas por mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *